EL SÍNDROME DEL ARNÉS.

By admin
In ALTITUD - ¿quiénes somos?
may 15th, 2017
0 Comments
390 Views

El arnés es una herramienta de seguridad imprescindible en muchos deportes de montaña como la espeleología, el barranquismo, el alpinismo y diferentes tipos de escalada, así como en algunas profesiones como en los trabajos en altura y los trabajos verticales.

El primer dato importante que queremos dar referente a los arneses es que hay diferentes tipos de arnés al igual que hay diferentes tipos de situaciones que lo requieren. Que queremos decir con esto? Que no son las mismas necesidades de seguridad de un deportista o montañero, que las de un profesional de trabajos verticales o en altura, porque mientras que los arneses pensados para temas deportivos cumplen con unos tipos de normativas, los arneses para trabajos en altura o para trabajos verticales cumplen con otras normativas muy diferentes. Una de las principales diferencias entre estos dos tipos de arneses radica en la construcción de dichos arneses y sobre todo en los tirantes de sujeción pectoral y anillas de seguridad tanto de pecho como de espalda con los que cuenta el arnés integral (específico para trabajos verticales y en altura), las cuales se usan para conectar los diferentes sistemas antiácidas existentes en el mercado, elementos esenciales para impedir el volteo del trabajador o dicho de otra manera, impedir que la cabeza caiga por debajo del nivel de la cintura y quedar suspendido cabeza abajo, lo cual es muy importante tras haber sufrido un accidente o un desvanecimiento. He aquí la principal importancia de usar cada tipo de arnés para la función específica que fue creado, porque al igual que nunca usaríamos un arnés de trabajos verticales para escalar, no debemos usar un arnés deportivo para trabajos verticales.

Por otro lado queremos destacar también la importancia en caso de accidente de efectuar un rescate seguro lo más rápidamente posible para impedir agravar la situación del accidentado con la aparición del síndrome del arnés o trauma por suspensión, que es una patología prácticamente desconocida pero potencialmente fatal y que se da cuando un individuo queda suspendido al vacío por su  arnés y en posición inerte. Esta situación provoca una acumulación de sangre en las piernas (más de la mitad de toda la sangre de nuestro cuerpo) por un fallo en el retorno venoso, lo que implica que hay menos sangre para que el corazón pueda mantener correctamente los órganos vitales. Rápidamente, se puede perder la conciencia por lo que si esta situación se mantiene y el individuo es incapaz de moverse o se demora el rescate,  en pocos minutos puede darse la muerte del accidentado por shock hipovolémico, al encontrarse la mayor parte del volumen sanguíneo distribuido o retenido en las zonas más periféricas.

Ante esta situación es muy importante priorizar la velocidad del rescate en víctimas inconscientes y, en caso de que estén conscientes, pedirlas que muevan las extremidades frecuentemente o adopten una posición semi-sentada o con flexión de las rodillas, así como buscar un punto de apoyo que les permita mantener las piernas a la altura del resto del cuerpo. Durante la atención de las víctimas, algunos autores han descrito el riesgo de “muerte del rescate” como consecuencia de la sobrecarga cardíaca ante el retorno brusco de toda la sangre que se había acumulado en las extremidades, aunque investigaciones recientes ponen en duda la existencia de esta entidad. Para evitarlo, clásicamente se ha recomendado colocar a la víctima en posición semi-sentada (o posición fetal en caso de víctimas inconscientes) durante unos 40 minutos, e ir adoptando poco a poco la posición horizontal.

Dicho todo esto no hace falta que os recordemos la importancia de solicitar personal titulado y experimentado a la hora de efectuar los trabajos que necesitéis, dado que poseen el equipo y los conocimientos necesarios para prevenir este tipo de situaciones y en caso de que ocurriera un accidente actuar lo más rápidamente posible para poder efectuar un rescate de forma rápida y segura.

ALTITUD, LA MEJOR SOLUCION CON LA MAXIMA SEGURIDAD.

A %d blogueros les gusta esto: